Contrato de corretaje: Definición y modelo

Contrato de corretaje: Definición y modelo

El contrato de corretaje es un acuerdo que permite la realización de un negocio mercantil de forma eficaz y que implica el ahorro de tiempo para quienes participan en él.  Por esto, es importante qué implica este tipo de contrato y cómo puede efectuarse.

Qué es el contrato de corretaje

Se trata de un contrato comercial en el que una persona, a la que se le conoce como corredor, toma el papel de intermediario entre dos o más personas para que estas realicen algún negocio.

Asimismo, otra definición conocida para este tipo de contrato indica que el corretaje es una tarifa que un profesional de bolsa (corredor) cobra a una empresa o a un particular, por prestarle un servicio.

Entonces, un contrato de corretaje es un acuerdo verbal, escrito o tácito entre una persona natural o jurídica (corredor) y uno o más interesados, por medio del cual el corredor deberá poner en contacto al individuo con un tercero para que realicen algún negocio.

Contrato de corretaje escrito

Uno de los ejemplos más conocidos de corretaje lo encontramos en el ámbito inmobiliario: la persona “A” quiere vender un inmueble, para esto contrata a un Corredor quien deberá buscar un comprador y ponerlo en contacto con la persona “A” para que ambos concreten el negocio de compraventa.

Partes del contrato de corretaje

En el contrato de corretaje intervienen el corredor y el interesado.

El corredor

De acuerdo con el artículo 1340 del código de comercio se define al corredor como:

“… la persona que, por su especial conocimiento de los mercados, se ocupa como agente intermediario en la tarea de poner en relación a dos o más personas, con el fin de que celebren un negocio comercial, sin estar vinculado a las partes por relaciones de colaboración, dependencia, mandato o representación.”

En pocas palabras, el corredor únicamente sirve como intermediario entre las partes de ahí que no debe tener ninguna vinculación con alguno de los involucrados.

De la definición ya copiada se extrae además que el corredor debe poseer conocimientos en el área por el cual es contratado para desempeñarse, pues quien acude a un corredor lo hace por lo menos por dos razones: carece del conocimiento o no tiene tiempo suficiente para la búsqueda.

El interesado

Se trata de la persona (o personas) natural o jurídica que posee un bien que desea vender o que tiene intención de realizar un negocio mercantil.

Por ejemplo, un interesado puede ser la persona que es dueña de un inmueble pero también la persona que desea comprar uno con ciertas características.

Deberes de las partes

Deberes del interesado

  • Hacer un encargo claro al corredor
  • Pagar al corredor la remuneración en la proporción que le corresponda, una vez el contrato haya terminado exitosamente.
  • Reembolsar los gastos causados por la ejecución del encargo, aunque este no se haya concretado.

Deberes del corredor

  • Realizar con diligencia las actividades que se encaminen a la conclusión del negocio proyectado con el corretaje. El corredor no debe manifestar negligencia o falta de interés para buscar las mejores opciones. Sino que debe ser un ente activo y ajustarse a las cláusulas del contrato.
  • Informar a quienes van a celebrar el negocio acerca de los hechos que puedan afectar su realización. Asimismo, de forma oportuna debe comunicar al cliente cómo marchan sus gestiones.
  • Conservar muestras de mercancías en los casos de venta sobre muestras, por si se presenta controversia ..
  • Llevar libros especiales para relacionar o registrar los negocios en que intervenga.
  • Seguir las instrucciones del cliente
  • No delegar su encargo en otra persona
  • Guardar confidencialidad sobre las negociaciones que se estén efectuando y los datos del contratante.

Tipos de contrato de corretaje

Existen varias clases de corretaje así tenemos: el corretaje inmobiliario, el corretaje de seguros, corretaje vehicular y el corretaje de valores.

corretaje-inmobiliario

Corretaje inmobiliario: relacionado con la compraventa de inmuebles y negocios relacionados con ellos.

Corretaje bursátil: se da en aquellos casos en los que estén de por medio operaciones o inversiones en la bolsa.

Corretaje de seguros: se da cuando se contrata una empresa cuya función es ofrecer seguros, promover su celebración y lograr su renovación.

Corretaje de espectáculos públicos: los corredores de publicidad ponen en contacto empresas de espectáculos con comerciantes dedicados a la publicidad.

Corretaje de empleo: cuando se trata de la búsqueda de empleo o de la oferta de mismo  a posibles interesados.

Remuneración en un contrato de corretaje

El código de comercio no establece un monto o porcentaje específico para la remuneración de la labor realizada por el corredor, pero sí indica que se debe cancelar lo que se haya estipulado entre todas las partes involucradas o lo que fijen los peritos.

No obstante, estamos en presencia de un contrato de resultado, es decir, quienes intervienen en el contrato de corretaje están en la obligación de cancelar la remuneración total al corredor, siempre y cuando el negocio se concrete en su totalidad.

En caso contrario, las partes pueden convenir en que reembolse al corredor por lo gastos en los que incurrió exclusivamente en el desempeño d su función. Se le debe hacer un reembolso por los gastos relacionados con su función.

En cualquier escenario, la remuneración debe ser pagada por el interesado y si existen dos o más de ellos, el monto total se divide en partes iguales. Sin embargo, existen algunas excepciones en las que se hace una distribución diferente de los porcentajes.

Duración del contrato de corretaje

El contrato de corretaje se da por finalizado cuando el corredor consigue un tercero y lo pone en contado con el interesado para la celebración del negocio. El tiempo que se determine para esto no está estipulado en ninguna ley y debe ser establecido en común acuerdo por las partes.

Por lo general, quienes intervienen en este tipo de contrato aprueban realizarlo por un periodo de noventa días prorrogables.

Asimismo, existen alguno motivos que ´pudieran poner fin al contrato, entre estos están:

  • Finalización del plazo y decisión por parte del interesado de no renovarlo
  • Negocio concretado con éxito
  • Manifestación del corredor de no poder continuar con el encargo por alguna razón sobrevenida
  • Revocación del encargo por parte del cliente
  • Fallecimiento o inhabilitación del corredor

Diferencia con el contrato de comisión

Aunque pudieran parecer similares en algunos aspectos, lo cierto es que el contrato de corretaje y el de comisión son diferentes.

En el primero, el corredor actúa a nombre de la parte contratante y su misión es ponerle en contacto con otros. Además, tendrá que informar y recomendar sobre las opciones que sean más beneficiosas para su cliente pero siempre actúa bajo sus directrices.

Mientas que en el contrato de comisión el comisionista realiza los negocios a nombre propio y puede tomar decisiones oportunas sobre la realiza con o no de un negocio, pues el contratante le autorizó a hacerlo.

Modelo de contrato de corretaje

No existe un modelo único para el contrato de corretaje pues muchas veces este depende del tipo de qué se trate.

No obstante, en la estructura básica de un contrato de corretaje podemos encontrar estos elementos:

  • Identificación de las partes
  • Descripción de las cláusulas del contrato
  • Firmas de las partes involucradas

A manera de ejemplo te dejamos para descarga este modelo de corretaje de bienes inmuebles.

Deja un comentario